La revolución de la inteligencia artificial (IA) en la creación de contenido ha generado un debate significativo en el mundo digital. Con la IA remodelando rápidamente las estrategias de contenido, surge una cuestión crucial: ¿Cómo se posicionan los principales motores de búsqueda, especialmente Google, frente a esta nueva ola de contenido automatizado?

En ese sentido, queremos explorar la posición de Google respecto al contenido generado por IA, analizando si la empresa penaliza este tipo de contenido y cuáles son sus criterios para el posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Google y el Contenido Generado por IA: calidad sobre el método de creación

Google ha dejado claro que su principal enfoque es recompensar el contenido original y de alta calidad, independientemente de si es generado por humanos o por IA. La empresa enfatiza las cualidades de experiencia, conocimiento, autoridad y fiabilidad (E-E-A-T) como factores clave para el posicionamiento en sus resultados de búsqueda. Este enfoque se mantiene coherente, valorando la calidad del contenido por encima del método de su creación.

La automatización, incluida la IA, ha sido utilizada para generar contenido útil en diversas áreas como deportes, meteorología y transcripciones. Google reconoce el potencial de la IA para impulsar nuevos niveles de expresión y creatividad, y la considera una herramienta esencial para ayudar a las personas a crear contenido de calidad para la web.

Creación de contenido responsable

Google aconseja a los creadores que utilizan IA para generar contenido que se enfoquen en producir material original, de alta calidad y dirigido a personas, siguiendo las cualidades E-E-A-T

El concepto de E-E-A-T, que significa Expertise (Conocimiento), Experience (Experiencia), Authoritativeness (Autoridad), y Trustworthiness (Confianza), es un criterio fundamental utilizado por Google para evaluar la calidad del contenido en la web. Este marco se ha convertido en un pilar esencial en las directrices de Google para asegurar que los usuarios reciban información precisa, relevante y confiable

Además, la empresa ha actualizado su página de ayuda con directrices sobre cómo pensar en la creación de contenido desde un enfoque «quién, cómo y por qué».

Calidad y originalidad: los requisitos primordiales

El contenido generado por IA no infringe las directrices de Google siempre que no se utilice principalmente para manipular el posicionamiento en los resultados de búsqueda. Google no prohíbe el contenido creado con IA, pero tiene sistemas como SpamBrain para luchar contra el contenido de spam generado por esta tecnología. En ese sentido, se recomienda el uso de firmas de autor y avisos sobre el uso de la IA cuando sea necesario.

La postura de Google es clara: la calidad y originalidad son primordiales, independientemente del método de creación. Esta perspectiva abre un camino prometedor para la integración de la IA en la generación de contenido, siempre que se mantengan los estándares de calidad y se sigan las directrices establecidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí